Una guia diferente, para viajeros que buscan algo más

Una guia diferente, para viajeros que buscan algo más

Hoy quería compartir con vosotros estas espectaculares imagenes de un accidente que se ha producido la pasada noche en el hotel Amisos, seguro que muchos os habeis alojado allí o bien habéis visto un partido de fútbol en su bar.
Seguro que aunque no hayáis ido a Estambul, os ha llegado el rumor o el comentario de que los turcos conducen mal, no es cierto, conducen pesimamente. Pero lo cierto es que para lo mal que conducen y lo mal preparada que esta la ciudad en cuanto a tráfico; falta de pasos de peatones, ausencia de semáforos, ausencia de rotondas etc etc, lo cierto es que son contados con una mano y me sobran dedos lo accidentes de coche que he visto en esta ciudad.
Sin duda en Estambul, se rigen por la norma del mas fuerte, hay que jurársela a la hora de cruzar una calle si eres peatón. O te lanzas y cruzas o puedes hacerte viejo si piensas que un caritativo conductor te dejará pasar.
No tienen nada de paciencia, si que es verdad que de un tiempo a esta parte como desde hace dos añós, se están empezando a poner radares en las principales avenidas como la Kennedy, lo cual se agradece.
En fin volviendo  a las imagenes que hoy comparto con vosotros ocurrieron en el hotel Amisos, situado justo frente a la parada Gulhane, por suerte al ser invierno y con una tiempo desapacible, habia pocos transeúntes y no hay que lamentar victimas, pero como podéis ver las imagenes son estremecedoras.

La columna llorona de Santa Sofia, Estambul

Hoy os quiero hablar de un lugar misterioso que se esconde dentro de la iglesia de Santa Sofia.
Se trata de una columna mágica, o eso dicen.
Se trata de la columna de San Gregorio, la cual está situada a la izquierda de la puerta Imperial.
Como reseña os contaré que San Gregorio fue uno de los cuatros padres de la iglesia actual, y fue Papa por el 520 d.c.
Dicha columna fue construida trás la muerte de Sultán Ya Vedud, al contrario que otros sultanes que le predecieron y le sucedieron fue defensor de que la conquista se ganaba con la palabra y no con la espada.
La leyenda dice que el Emperador Justiniano apoyó su dolorida cabeza en esta columna y quedó curado. Desde entonces corrió la voz que todo persona que introdujera su dedo en el orificio que hay en la columna y diera sin sacarlo una vuelta de 360º, si al sacar el dedo esté estaba húmedo se curaría de sus males.
Por lo que me han contado el Don principal era la cura de la mala salud y la fertilidad, el turismo por lo general pide un deseo y listo.
Pero no se queda aquí la rumorologia de esta columna. Muchas fuentes apunta que está columna guarda un tesoro en su interior. ¿Será verdad?
Otros dice, que la columna fue construida con saliva de Mahoma.
¿No os parecen demasiadas leyendas para una sola columna?